VIVIR SEGÚN EL CORAZÓN DE MARÍA: EL GRAN REGALO QUE NOS HA DEJADO MARCELINO

150 150 Web CMB

Durante el mes de mayo, he podido gozar de unos días de silencio y de retiro personal en el Monasterio de Santa Escolástica, en Subiaco, Italia. En la parte alta de la montaña, se encuentra el Monasterio del Sacro Speco (Cueva Santa), lugar que conserva y recuerda la gruta donde San Benito se retiró tres años viviendo de ermita-ño. Sitio santo e inspirador.Al visitar este Monasterio, debajo de la Iglesia superior y, junto a la gruta de San Benito, se encuentra la capilla de la Virgen. Una bonita capilla ador-nada con hermosos frescos (del siglo XIII) que representan diversos pasajes marianos: la Anunciación, el Nacimiento de Jesús y la Adoración de los Magos, la Huida a Egipto, María al pie de la cruz, la Asunción de María, María Madre de la Iglesia… este último muestra a María con sus brazos extendidos y portando un gran manto bajo el cual nos acoge a todos y cada uno de sus hijos.Aunque ya antes había visitado este lugar, quizás de manera un poco rápida, en esta ocasión entré, con calma, sin prisa, en ambiente de reflexión y oración. Tuve la gracia de sentir con más fuerza la presencia y el abrazo de María.